Urgencias: 606 066 066
Las ventajas de la hidrodemolición

Las ventajas de la hidrodemolición

Las condiciones meteorológicas, y el paso del tiempo, deterioran las estructuras de hormigón. En ocasiones, se derriban dichas estructuras y se construyen unas nuevas. Sin embargo, dado el al alto coste de las mismas, se han introducido nuevas técnicas como la hidrodemolición para eliminar las partes de hormigón deteriorado.

Qué es la hidrodemolición

La hidrodemolición es una técnica que utiliza agua a presión para la extracción, reparación y eliminación de hormigón deteriorado en estructuras, de manera controlada. Consiste en proyectar agua a una velocidad y caudal ajustados a la necesidad, empleándose para ello equipos especiales como bombas, mangueras etc.

El agua rompe el hormigón en el momento que la presión es mayor que la resistencia. De este modo, el agua genera tensiones internas en la estructura, provocando pequeños estallidos en el área que se proyecta el chorro. Dichos estallidos solamente afectan a la superficie porosa, en este caso el hormigón, evitando dañar los elementos no porosos y metálicos de la estructura.

Ventajas de la hidrodemolición                     

La principal ventaja de esta técnica es la posibilidad de seleccionar solamente la parte que se quiera retirar de la superficie, sin dañar el resto de la misma. A diferencia de otras herramientas, como los martillos percutores, no generan vibraciones ni fisuras en la estructura. Permite eliminar la corrosión de las armaduras de refuerzo, sin dañarlas ni deformarlas. Se obtiene mayor agarre y anclaje mecánico que con otros métodos y acabados de mayor calidad.

Gracias a ello, se posponen las reparaciones estructurales del hormigón, ya que la vida útil de la reparación se triplica. Según el Instituto Sueco de Investigación de Cemento y Hormigón (CBI), el empleo de la técnica de la hidrodemolición ofrece una esperanza de vida de la reparación de entre 21 y 35 años, cuando la de otros métodos oscila entre los 7 y 12.

Aumenta la productividad multiplicándola por 6. Un operario utilizando un robot, puede perforar 74 metros cuadrados a la hora, de una cubierta de 10 centímetros de profundidad. Mientras tanto, utilizando un martillo neumático, solamente podría procesar 6 metros cuadrados de la misma profundidad.

Tanto por la manera de trabajar, como por emplear una cantidad menor de horas, se aumenta la seguridad para el trabajador. También se reducen los costes de mano de obra y de derribo y construcción nuevas estructuras.

En Morga ofrecemos todo tipo de soluciones para la industria y la construcción. Llevamos a cabo procesos de hidrodemolición, poniendo a su alcance todas las ventajas mencionadas. Somos líderes en trabajos de mantenimiento y limpieza industrial.

Nuevo llamado a la acción

Últimos contenidos sobre obras y servicios

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar